Psiconutrición para una dieta saludable

Sábado, 22 octubre, 2016 at 22:26

brain

Naranjas FOSFRUIT te enseña cuáles son las ventajas de una buena alimentación y cómo aprender a diferenciar entre el hambre emocional y el físico.

Consideraciones importantes de la nutrición emocional

El primer paso es descubrir la influencia del estado de ánimo en la comida, un refugio ideal por ser accesible para todos en el momento emocional que se vive en determinados momentos. Esta consideración es necesaria para entender las situaciones complejas de la nutrición emocional.

Alimentos con altos niveles de azúcar, grasa o sal que son perjudiciales para el organismo, sirven de consuelo en ciertas ocasiones de la vida. Las habilidades psicológicas que se aprenden son importantes para controlar el apetito físico, marcado por la apatía y ansiedad.

comer-por-ansiedad

La sensación de bienestar que genera la acción de comer cuando estamos intranquilos, puede modificarse por actitudes nuevas de buen humor evitando el alivio en las comidas. En la actualidad los psicólogos y especialistas de la nutrición, explican las mejores técnicas para condicionar el cerebro emocional desde los primeros años, registrando la información adecuada para integrar los alimentos sanos en la vida diaria desde niños, cuando existen problemas o dificultades.

El objetivo es distinguir entre el hambre emocional y físico regulando las emociones.

Existen investigaciones que revelan los beneficios de controlar ambos estados, algunas conclusiones básicas son las siguientes:

El único mecanismo no es la comida para controlar los sentimientos.

La obesidad y los trastornos alimenticios son señales de patologías que tienen su origen en el ‘‘comer emocional”.

Las emociones y determinados alimentos de gran aporte calórico se relacionan directamente, por ejemplo en estados depresivos donde se segregan sustancias reguladas por los neurotransmisores que controlan el desarrollo de las conductas aprendidas. Estimulando en exceso este sistema, se han observado cambios bioquímicos que modifican las respuestas del individuo a los estímulos externos y el comportamiento.

La ansiedad por comer dulces implica elegir chocolate o bollería y por alimentos salados la mayoría prefiere embutidos, patatas fritas o queso.

1201

Factores necesarios para mejorar dietas y emociones

Los aspectos descriptos adquieren mayor importancia en las personas que necesitan bajar de peso y luchan contra sus propias emociones, surge entonces la psiconutrición. Un concepto que se relaciona con el proceso de adelgazar y el desarrollo de las habilidades psicológicas, alimentándose solamente por una necesidad fisiológica sin ansiedad.

Los estudios más recientes demuestran que las dietas que promueven nuevos hábitos saludables y actividad física resultan más eficientes, basándose en estos parámetros:

  1. Objetivos claros.
  2. Conductas limitadas en el tiempo.
  3. Cambios de hábitos alimentarnos.

Reconociendo la diferencia que existe entre los productos naturales que estimulan, como las naranjas ecológicas, se pueden evitar otros que estresan considerablemente durante los regímenes. El buen estado físico se consigue con una mejor salud a nivel mental, modificando el ánimo.

El alcohol, cafeína, grasa saturadas, chocolates, entre otros son de la categoría estresante a diferencia de las frutas naturales, verduras, semillas, pescados, y otros ricos en fibra o proteínas que  propician la buena salud.

La sensación de saciedad se consigue ordenando las comidas diarias sin saltarse el desayuno y alimentándose con regularidad, pasos claves que se potencian con el ejercicio físico permanente.

que-es-la-psiconutricion-copia

¿Cómo evitar el peligro de las restricciones?

Las dietas consideradas altamente restrictivas pueden aumentar el estado de angustia en las personas y desembocan generalmente en consumos excesivos de alimentos. Un ejemplo es el azúcar que tiene gran influencia en individuos ansiosos, actuando como un círculo vicioso.

Las reacciones ante situaciones de la vida durante este tipo de dietas, provocan una reacción excesiva en las personas que realizan estos regímenes. Estos alimentos azucarados conllevan descompensaciones de tipo hormonal, implican también sensaciones de tristeza y culpa cuando se provocan atracones alimenticios.

Eliminar los carbohidratos de las dietas no es la solución, porque fomentan la ingesta de dulces en cantidades menores varias veces al día.

shutterstock_170835092-676x450

Otros alimentos como el chocolate que se consumen en momentos especiales de mayor ansiedad, aumentan el placer en el cerebro porque contiene teobromina, una sustancia semejante a la cafeína. Las recomendaciones de los expertos para conseguir un mejor estado de psiconutrición, es realizar una dieta equilibrada con productos naturales.

Recuerda hacer tu pedido en Naranjas FOSFRUIT llegamos a tu casa con las mejores naranjas, recolectadas directamente del árbol con precios muy competitivos.

12924592_582069475284752_4619755709879302288_n

No hay comentarios aún.

Escribe un comentario

Comentario